DIRECTORIO       SECTORES       CONTACTO    Consulte más empresas y publicaciones en nuestro nuevo Directorio:
 » Directorio » Sectores » Infancia » Parto y Postparto: Gimnasia  

 

Para saber más:

www.lenoarmi.com

   
 

Madres y bebés en plena forma

LENOARMI es un método de dinámica relajación avalado por más de 40 años de experiencia, que abarca programas de ejercicios adaptados a todas las edades, desde que el niño está en el vientre de la madre hasta que se transforma en adulto, con el propósito de conseguir el bioequilibrio a través del entrenamiento personal.

Las leyes de la naturaleza han preparado el cuerpo de la mujer para que pueda dar a luz sin complicaciones, pero una pequeña ayuda para vivir este mágico proceso de la forma más saludable posible nunca viene mal. Los ginecólogos aconsejan seguir un entrenamiento adecuado durante el embarazo no sólo para conseguir un parto más fluido, sino para mejorar el estado físico de la madre.

A diferencia de otros métodos de entrenamiento maternal, LENOARMI es un programa global en el que la mujer embarazada comienza a prepararse para el parto a partir del cuarto mes de gestación. El entrenamiento se basa en una reeducación funcional que estabiliza su constitución física a través del movimiento, la oxigenación y la relajación. Los ejercicios ayudan a prevenir y eliminar los problemas de circulación, espalda y piernas cansadas, estimulan la correcta ubicación del bebé en la pelvis, tonifican la musculatura y el sistema nervioso y ayudan a establecer un vínculo afectivo con el bebé.

Así consigue estar en plena forma durante el embarazo y prepararse para esa "maratón" que es el parto, ordenando a su cuerpo que se relaje o empuje en el momento adecuado, aunque utilice anestesia epidural. Por otra parte, el físico se recupera más fácilmente, algo especialmente útil a partir del segundo embarazo, en el que la musculatura de la mujer está más cedida.

Las sesiones prácticas se completan con sesiones teóricas en las que se recomienda que participe la pareja para saber cómo puede apoyar a la gestante y facilitar el embarazo y el momento antes del parto.

Recuperación postparto

En LENOARMI, las recién estrenadas mamás pueden comenzar la recuperación postparto a las dos semanas de haber dado a luz. Los primeros ejercicios tienen como objetivo recuperar el suelo pélvico y se realizan junto con el bebé en un entrenamiento a dúo, con movimientos aeróbicos que favorecen el estímulo afectivo de madre e hijo.
Si la mujer ha tenido un parto difícil o sufre de incontinencia urinaria postparto, se recomienda hacer una rehabilitación intravaginal en una primera fase. También se recupera la musculatura perineal con ejercicios específicos que trabajan la cintura para reducirla y subir el suelo pélvico. No se trata de abdominales tradicionales, ya que perjudicarían la musculatura, -por eso los médicos no recomiendan hacer gimnasia durante la cuarentena-, sino de unos ejercicios específicos que tienen como objetivo recuperar el tamaño normal útero, recolocar de nuevo la pelvis y reducir el vientre.

Esta rehabilitación del suelo pélvico puede durar unas seis sesiones, dependiendo de cómo se ha desarrollado el parto. Más tarde, la madre ya puede seguir un entrenamiento global con ejercicios en los que se trabaja a nivel cardiovascular, de tonificación general y de reeducación postural, acompañada siempre por el bebé y con una música especial para cada sesión. El bebé se acopla a los movimientos de la madre y desarrolla así su cerebro y conocimiento del entorno.

Con este entrenamiento la madre consigue una tonificación global que le permite estar oxigenada y recuperar energías, así como eliminar tensiones y poner de nuevo en marcha su ritmo de vida. Por eso, es difícil que una madre que realiza un buen programa de recuperación sufra una depresión postparto.
El método LENOARMI para postparto se realiza tanto dentro como fuera del agua. Durante el primer mes, el padre puede entrenarse en la piscina con su bebé hasta que la madre pueda incorporarse al agua.

La actividad en el agua es un medio para educar la conducta del bebé al mismo tiempo que se adapta al medio acuático. "La finalidad es que el niño crezca "bilingüe" de agua y de tierra para que domine ambos medios a los tres años", señala Noemí Suriol, directora del centro LENOARMI y cofundadora del método junto a su madre, la desaparecida Maria Rosa Puigvert. "En el agua se establece un vínculo afectivo más intenso, si el niño llora, el padre debe aprender a calmarlo él sólo. Y si el bebé aprende a confiar en su padre en un medio tan inseguro como éste, también lo hará fuera de él", afirma Noemí Suriol.

Los bebés aprenden no sólo a moverse, sino a reaccionar de forma más rápida ante los imprevistos, a acostumbrarse al esfuerzo y obtener metas. Es un proceso suave y progresivo que no tiene como objetivo aprender a nadar inmediatamente, sino darles confianza en el agua.

La piscina del centro está tratada con oxígeno especial para bebés y sólo admite grupos reducidos para que se pueda realizar un buen entrenamiento.

Escuela para Padres

El método LENOARMI para madres y bebés se engloba dentro de un concepto de Escuela para Padres que complementa estos programas de ejercicios con una serie de cursos, conferencias y seminarios que ofrecen a las familias la posibilidad de aprender a controlar situaciones que suelen ser angustiosas para los padres primerizos, como el sueño de los niños, sus horarios, comidas, problemas dentales, resfriados, cólicos, etc, así como encauzar la conducta de su hijo mientras se va haciendo mayor.
LENOARMI también imparte un curso dirigido a las canguros para que sepan afrontar este tipo de problemas más comunes.

 
 
   


Estudios de Prensa Industrial S.L. • Teléfono 93 292 40 90 • www.epiprensa.comepiprensa@epiprensa.comTodos los sectores  • Nota legal